close
Mi pelo

¡Adiós Balayage! Por ahora…

Quienes me siguen en Instagram, habrán visto que hice una encuesta porque no sabía qué elegir: si un balayage rubio o uno fucsia. Ganó el fucsia, el cual me gusta mucho, pero siendo super objetiva y sensata, lo mejor era optar por un balayage rubio porque me iba a ayudar a camuflar mis canas aún más. Se mueren todas las que me salieron este año; yo sólo culpo a Mercurio Retrógrado, jaja .

Llegué muy feliz a mi querida Pelu de Ale con la idea del balayage rubio, pero para mi sorpresa, no era posible realizarlo. Luego de las asesorías de Coté y de Rous (ambas muy secas; confío al 100% en ellas) me dijeron que para obtener un resultado óptimo, se tendría que decolorar gran parte de mi cabello, pero el detalle es que aún tengo remanente de tintura fucsia y púrpura, que fue la última que me apliqué y que para mi desgracia ahora se ve un poco gris azulada.

No todo es tan terrible; Coté me dijo que lo que puedo hacer es dejar que lo que queda de color se vaya y además, ir cortando de a poquito ya que finalmente me haré el balayage cuando pase el verano.


Decidí cortar y dar más volumen a mi cabello. El corte me viene perfecto porque cada día que pasa siento que el calor de Santiago me hace peor y tener el cuello más despejado vaya que se agradece.  Además, durante el verano crece más rápido, así que no me daré cuenta cuando lo tenga más abajo de los hombros.

Antes del corte, Coté me aplicó el tratamiento de 4 pasos de Joico, un regaloneo exquisito que dejó mi cabello listo para el sol y el mar, ya que pronto me voy a la playa y quiero tenerlo lo más sano posible. Es un masaje reestructurante en el que de verdad notas la diferencia. El efecto no se va con el lavado siguiente; lo recomiendo a ojos cerrados.

El resultado es el que ven, con un poco de ondas y más desordenado porque llegué con un long bob parejo y de un solo largo. En algunas fotos se nota lo que queda de fucsia y un poquito de púrpura, gris y azul, ¿pero saben? No me importa tener estas transiciones de color porque ya sé cómo funciona mi pelo, está sano y crece rápido. Sólo me queda trabajar la paciencia para que llegue el día en que por fin pueda hacerme este balayage y de paso, camuflar esas canas lo que más pueda.

¿Han tenido una transición capilar como la mía?

¿Cómo han pasado de un color de fantasía y su decoloración a otra cosa distinta?

Tags : balayageCORTE DE PELOla pelu de alelong bob
Cabellos y Hierbas

The author Cabellos y Hierbas

Soy Beatriz, directora del blog y profesora de inglés trabajando en Social Media. Hace cinco años creé este sitio porque me gusta entregar tips sobre el cuidado capilar, belleza y otras cosas que me gustan. Soy fanática de las películas, la fotografía, series, música y la buena mesa.

8 comentarios

  1. Típicos comentarios pasivo-agresivos y machistas de personas acomplejadas con la edad o con mujeres decididas, pero cuando se les responde de buena manera ¡ahí una es la agresiva!.

    Lo que es yo, seguiré tiñéndome el pelo de colores hasta que me muera (o me alcance el dinero jajaja), y al que no le guste, llámese Pepe, Xime o como sea, pues que mire para otro lado! ¿por qué? porque SON NUESTROS CUERPOS Y POR LO TANTO NUESTRAS DECISIONES. Punto pelota.

Leave a Response


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE