close
Lifestyle

La fotografía análoga y yo

225806_10151174026323744_478770826_n

Desde siempre he estado conectada con la fotografía. No de manera profesional, pero tener un papá a quién siempre le gustó tomar fotos y poseer una buena cámara alrededor me ayudó a quererla.

Cuando era chica, él usaba una Canon AV-1 que nunca me dejó disparar. Tal vez, temiendo que la dañara de alguna forma, siempre la alejó de mi, pero para una navidad me llegó de regalo una cámara que usaba rollos de 110. Le saqué el jugo lo que más pude, hasta que la cámara falló. Me gustaba el factor sorpresa, llevar a revelar el rollo y ver que salía de eso.

La mencionada Canon AV-1
La mencionada Canon AV-1

Luego tuve una Olympus que me acompañó a mis paseos a Algarrobo y carretes varios.  También la exprimí lo que más pude, pero las cámaras digitales aparecieron de pronto y sentí la necesidad de poseer una.


Cuando pude me compré una Samsung, que era muy buena a pesar de lo básica. Tengo fotos maravillosas de mi hermana, las primeras que le saqué a F. y de veranos fantásticos en la playa.

Pasó el tiempo y cuando pude adquirí dos cámaras Canon,  una que es mi mejor amiga para los conciertos (comprada el 2008) y la reflex que uso la mayor parte del tiempo (del 2011). Las amo con el corazón, pero no logran entregarme la magia de lo impredecible, eso que tiene la fotografía clásica, donde la espontaneidad prima y el rollo vale cada cuadro, porque recordemos que sólo tenemos 36 exposiciones para hacer.

Con el tiempo, por allá en el 2009, llegó a mis manos una Oktomat, que es una cámara que toma 8 fotos en una. Es una de las tantas cámaras Lomo que hay, a quienes les agradezco profundamente que la fotografía análoga se haya puesto de moda otra vez. También tengo una cámara Yashica que me pasó mi suegra y que es buenísima. Con ella he podido jugar con mi flash colorsplash (comprado en la tienda Lomography) el cual entrega destellos de luz de colores según el filtro elegido.

Un día le pedí la mencionada cámara Canon AV-1 a mi papá, porque él no la usaba y a regañadientes me la pasó. Escuchar el sonido del obturador me emociona siempre. La sensación es otra, mágica. Además, puedo usarla con el teleobjetivo estupendo que en algún momento adquirió mi papá, lo que la hace más atractiva aún. De más está decir que jamás se la devolví, a pesar de que me la ha pedido varias veces.

Me gusta usar diferentes tipos de rollos: diapositiva, blanco y negro o a color normales. Se puede jugar de muchas formas con ellos y si están vencidos, mejor aún, porque en el revelado entregan colores distorsionados que sólo podríamos obtener mediante photoshop en la fotografía digital. En ebay se consiguen a buenos precios paquetes de 10 rollos, lo suficiente para experimentar por un buen tiempo.

Estas fotos son de un rollo fuji velvia (diapositiva). Revelado cruzado

427703_10150631483358744_1165489011_n

425611_10150631481128744_1255879002_n

422787_10150631482988744_584972690_n

Estas son de un rollo fuji neopan 1600 forzado a 800 asas. Las dos primeras son de Mendoza y la última de Valparaíso.

165639_502170478743_7509898_n

5373670149_6dd32ab279_z (1)
4351324499_3581c42915_z

Por último, estas fotos son de la Oktomat.

3115615441_f685795a37_o

3116441662_cb5644c361_o

3796175893_522ef74196_z

Tal vez no sean las mejores fotos de la vida, pero siento una satisfacción tan grande cuando las revelo!. Este fin de semana iré en un viaje flash a la 5ta región, así que es seguro que llevaré alguna de mis cámaras conmigo.

¿Te gusta la fotografía análoga? ¿Has tomado fotos con rollo últimamente?

Tags : cámara fotográficacanonfotografíafotosfujilomooktomatrollovelviayashica
Cabellos y Hierbas

The author Cabellos y Hierbas

Soy Beatriz, directora del blog y profesora de inglés trabajando en Social Media. Hace cinco años creé este sitio porque me gusta entregar tips sobre el cuidado capilar, belleza y otras cosas que me gustan. Soy fanática de las películas, la fotografía, series, música y la buena mesa.

15 comentarios

  1. Por mi carrera, tuve el privilegio de aprender fotografía, ya que era parte de la malla y obvio análoga. Todo el tema del laboratorio, mezclar los químicos, revelar, usar la ampliadora y luego ver como aparecía tu foto mágicamente en el líquido, era sorprendente, casi mágico. Por eso agradezco la posibilidad de haber aprendido ese oficio, si bien las cámaras modernas son espectaculares, nunca tendrán la calidez y la magia de la análoga.

  2. Jajaja me pasaba lo mismo cuando chica,toda mi familia paterna tiene su lado artistico, onda pintan, leen mucho, y les encanta la fotografia análoga, lamentablemente nadie me ha querido prestar sus cámaras 🙁 Cuando chica me regalaron una kodak análoga común y corriente, la amé hasta que me la robaron. De ahi imploraba por una camara y me regalaron una sony digital con hartos pixeles y eso pero el obturador me carga y no me gusta como salen las fotos, asi que no la uso mucho y ahi está xD. Definitivamente cuando termine mi carrera lo primero será adquirir una análoga buena :).

    Lo que hizo mi papá ahora ultimo fue comprar el cuerpo de una camara digital y usaba el lente de una camara análoga, e igual resultan lindas fotos. Pero alega contra la tecnología, dice que para él no hay nada mejor que las fotos reveladas, se ven mejor los colores y el poder tenerlas como un buen recuerdo toda la vida. Al principio no lo entendía pero ahora estoy totalmente de acuerdo. Y aun sigue sin prestarmela xD.

  3. me encanto esta entrada,
    también me gusta la fotografía, tengo harta paciencia para esperar el momento perfecto (según yo) sobretoso en cuanto a la naturaleza se refiere.
    Tuve 2 cámaras de rollo y 2 digitales, creo que una de las de rollo aun funciona pero en osorno no hay donde revelarlos, solo hacen revelado digital

  4. Que bonitas fotos, y si el factor sorpresa es lo que la hace especial, mi problema es el gasto de rollos y revelado, en estos momentos no me lo puedo permitir, y que uso mas la digital por mi blog, sale mas fácil. La análoga es mas artística, y de niña tuve de las mas sencillas, pero no era tan aficionada hasta mas grande, hace poco vendí mi Mini Diana (lomografía) por eso que digo del dineo y mejor que alguien que le saque provecho.

    saludos

  5. me encanto el post! ,
    Bea.. el otro día buscaba la sección “compra/venta” y no la pille.. ya no existirá mas? o si esta? y yo no se buscar xd , saludos !

  6. Bea que buen post!!! Me encanta la fotografía lo encuentro super entrete! 🙂 yo me refugio en la fotografía y me expreso jaja 🙂 Muy buenas fotos. son muy lindas!
    yo tengo una Canon sx30 me gusta mucho ya q puedo mover la pantallita 😛
    Saludos Beaa !!

  7. Me encanta la fotografía análoga, sobre todo la lomografia ya que nunca tuve una cámara reflex bacan, pero ahora uso la fisheye, la diana mini que amo! y la action sampler, son mis lindas bebes que no dejo nunca. A todo esto a quien le interese vendo una Diana Mini nueva en su caja y todo, jamas usada por si a alguien le tinca comenzar en la fotografía análoga y probar con esta linda cámara, yo tengo una y es mi favorita 🙂

  8. que datos tienen para comprar/revelar rollos aca en santiago?
    tengo una konica minolta seagull que amo con todo mi ser pero estoy en panne de rollos y revelado…
    gracias chicas!

    1. Hola Lore!
      Si eres de Santiago y tu cámara está en panne de rollo podrías llevarla donde Harry Müller ( Ahumada 312, 4to piso) y en cuanto a los rollos, yo compro en ‘La Casa del fotógrafo’ (Galeria Metropolitana, Moneda con San Antonio). Ahí tienen las 3BBB y lo mejor si usas rollos de 110 ahí puedes comprarlos y revelar todavía!

      Ahora, si es por comprar más barato los rollos de 120 y 35mm te sugiero comprar afuera. Al menos yo los rollos de la marca lomo (que vienen con los colores exagerados) los traigo de afuera cada tanto, porque aquí son muy caros para mi gusto y lo otro es ir al persa Bío Bío y comprar rollos vencidos 🙂

    2. Yo revelo en Photolab, en el local interior. Queda al lado de la casa colorada y la dirección es Merced 832, Locales 32 y 37. Nunca he tenido problemas ahí!. Para los rollos compro por ebay, pero si pillo algún rollo de diapo a buen precio lo compro no más

  9. Uffff que gran tema!! Será por qué también le hago a lo análogo? Seeeee 😀
    Bueno, yo tuve la fortuna de que mi santo Padre me heredara en vida su Zenit 12xp y con esa aprendí a sacar fotos, ya que por su peso te obliga a saber estabilizarla y así lograr el equilibrio necesario.

    Pero debo aclarar que mi interés por la fotografía análoga partió con una camarita tipo automática Kodak Disk, lo cual era muy avanzado para la época y era prácticamente un ‘apunte y dispare’, muy fácil de usara para los niños. Luego encontré una Kodak Duaflex y en el intento de hacerla funcionar comencé a entender lo de las peliculas y su formato, ya que usaba un rollo 620 el que se descontinuó en 1995, así que quedó para el museo 😀

    Ahora ya de pailona, tb caí en la tentación de lo digital, pero no le gana a mi gusto por lo análogo, porque ya cámara que pillo en un persa me la compro xD . Además tengo ya unas 3 cámaras tipo lomo lo que siempre me lleva a participar en el movimiento lomográfico a través de su Embajada aquí en Chile o en el día a día, siempre ando con una cámara en mi cartera o mochila 😀

Leave a Response


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE