close
Mi pelo

En temporada de cambios

Tal como lo leen, estaba aburrida del castaño. Sí, es mi color natural, que en septiembre iluminé un poquito con los babylights, pero ahora sentía que me faltaba más luz. Puede ser un detalle no más, pero al mirarme al espejo no veía contraste en el color de mi cabello, sino que era un lienzo plano. Quiero pensar que tal vez es porque este verano sólo fui un fin de semana a la playa y me faltó ese toque dorado propio de la temporada estival.

Me costó tomar la decisión, pero al final opté por un balayage mucho más claro que los otros que me hice en el pasado, aprovechando también la base un poco más clara que me habían dejado los babylights que me hizo Coté. Entonces, cuando le plantée mi idea, me dijo que sí era factible aclarar al tono que quería. Esa es una de las cosas que me gustan de La Pelu de Ale: siempre que he preguntado algo, se me ha respondido con sinceridad, con el fin de entregar una asesoría completa y obtener un resultado satisfactorio.

Esta vez, Coté fue tomando mechones que decoloró a 30 volúmenes donde también se usó Colorplex para evitar el daño del cabello con ese nivel de decoloración. Así estuvimos por harto rato para que la decoloración surtiera efecto. De hecho, tuvo que poner el climazón cerca de mi cabeza, para que el calor ayudara a la deco y terminara de aclarar algunos mechones medios rebeldes. Luego de enjuagar la deco, aplicó un tono 9.21 sin amoníaco y el segundo paso de Colorplex.


El resultado, tal como ven en las fotos. Sí, me puedo dar cuenta que es bastante rubio y escupo al cielo las veces que dije que nunca me teñiría rubia, pero es que no saben el festival de canas que tengo en el área de las sienes. Con el pelo suelto no se nota, pero cuando me hago colita no hay forma de disimularlas. Del terror.

La última foto es a semi sol, mientras esperaba a mis amigos en el GAM para almorzar comida hindú ese día.

De todas formas, Coté me dijo que el tono que tengo ahora está perfecto para aplicar un color de fantasía después, idea que me tiene tentadísima. Tanto, que mientras ustedes leen este post, yo estoy eligiendo algún color para ponerme. ¡Es hora que lo haga! Mi trabajo me permite andar con el pelo de cualquier color y también con tatuajes a la vista, por lo que no es problema para mí.

Hablando de tatuajes, no les mostré el pequeñito que me hice en enero también en la Pelu de Ale con Daüis Ampoule. Obviamente, no me dolió nada de nada y fue realizado bajo todas las condiciones de higiene. Cicatrizó perfecto y me encanta por lo simple y por el significado que tiene para mí. Quien guste de la misma banda irlandesa que yo, sabrá reconocerlo, aunque no se limita sólo a eso. Así que, si tienen ganas de regalonear su pelo y además, quieren un tatuaje, no duden en ir a la Pelu de Ale para esto 🙂

Los amigos de La Pelu de Ale están ubicados cerquita del metro Tobalaba en José Antonio Soffía #2747 y pueden reservar en Facebook o por teléfono (2) 2233 2175.

Tags : balayagecolorplexla pelu de alepeluqueriatatuaje
Cabellos y Hierbas

The author Cabellos y Hierbas

Soy Beatriz, directora del blog y profesora de inglés trabajando en Social Media. Hace cinco años creé este sitio porque me gusta entregar tips sobre el cuidado capilar, belleza y otras cosas que me gustan. Soy fanática de las películas, la fotografía, series, música y la buena mesa.

6 comentarios

Leave a Response


Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE