close
Cabello

Mi rutina capilar para el cabello fucsia

Creo que los últimos dos años han sido períodos muy relajados para mi pelo. Debo aclarar que parte de mi rutina no se alteró tanto; una mascarilla de vez en cuando, uso de aceites con regularidad y shampoos aptos para mi pelo lo mantuvieron feliz. Como ya no estaba la preocupación del crecimiento, tan solo lo disfruté de otra forma. Los cortes realizados han hecho bien.

Ahora eso cambió con el balayage de fantasía, porque debo cuidarlo de otra manera. Por eso, les muestro algunos de los productos que estoy usando actualmente y que me han servido batante hasta ahora:
Estoy usando el shampoo Colorcare Lenitive de Elgon. La verdad es que no tenía ninguno sin sulfatos que fuera amigable con mi pelo fucsia, así que cuando entré a la tienda de peluquería que queda cerca de mi casa, pregunté por un shampoo suave sin sulfatos y me recomendaron éste que tiene aceite y proteínas de arroz. Sí, me ha gustado, pero debo aplicarlo dos veces sólo en el cuero cabelludo para que limpie como corresponde. No me mata, prefiero mil veces Moroccan Oil que además de ser suave deja mi cabello con volumen, cosa que con Elgon no ocurre tanto. Sin embargo,por el precio me pareció más que decente.

Otro shampoo que uso entre lavados es Tropical de Batiste, ya que me ayuda a refrescar mi cuero cabelludo y así espaciar los lavados. Con el calor que no se va me dan ganas de lavarlo todos los días, pero claramente no puedo porque hay que mantener el color. Ya les he hablado sobre Batiste, pueden revisar el post respectivo en este link.
Como acondiconador estoy usando Volumizing Conditioner Fine Hair de Yves Rocher. Lo amo y no quiero que se acabe jamás. Lo compré en la tienda Yves Rocher de Les ChampsÉlysées de París junto con el shampoo de la misma línea y que también es maravilloso, pero ahora prefiero no usarlo porque tiene sulfatos. Este acondicionador deja el cabello suave y para nada pesado porque no tiene siliconas. Hace rato que ya le da lo mismo este polémico ingrediente, pero es cierto que tiende a dejar el pelo un poquito pesado. Hasta hace algunos años, vendían Yves Rocher en Ripley, pero desconozco si la marca se puede conseguir en Chile.



Como mascarilla uso Intense Hydrating Mask de Moroccan Oil. Como me decoloré a una altura 9, mi pelo tuvo solo un poquito de daño. Esto fue porque en la Pelu de Ale me pusieron Colorplex para minimizar la tragedia de la deco, pero de todas formas es necesario usar esta mascarilla porque creo que un pelo teñido, sobre todo de un color de fantasía, debe estar demasiado sano para que se vea bien. Esta mascarilla es pesada, casi como mantequilla, así que se usa solo un poquito, el equivalente a una moneda de 50 para todo mi pelo. Con eso basta y sobra. La aplico y me pongo la gorra térmica mientras hago otras cosas. Parezco marciana, pero no importa.

Podrán cambiar los productos y algunas marcas, pero lo que jamás abandona mi rutina son los aceites naturales. En este frasco vertí lo que me quedaba de aceite de coco, jojoba, aceite de rosa mosqueta y oliva para hacer un super mix. Lo uso una vez a la semana en todo mi pelo, dando énfasis a las puntas y lo dejo actuar toda la noche. Al día siguiente lavo mi pelo con normalidad y listo. Cabello suave, brillante y muy feliz.

Como protector de calor y sérum finalizador uso estos productos de Moroccan Oil. El primero es un spray que se aplica en el pelo húmedo, dejando el cabello suave y preparado para recibir las herramientas de calor. La verdad es que prefiero usarlo en el pelo seco cuando necesito ondularlo o planchar alguna mechita rebelde. No lo he utilizado con secador aún, pero imagino que funcionará bien. El sérum de Moroccan Oil es un viejo conocido en este blog, ya que aparece de tanto en tanto en mi rutina porque es de mis favoritos y nunca me decepciona. so sí, ahora uso el de cabello normal, aunque debo decir que el que es para cabello fino me gusta aún más.

Como podrán darse cuenta, esta rutina no difiere tanto de otras que ya he mencionado. Ahora debo tener cuidado con el shampoo que uso (sí o sí sin sulfatos) y la frecuencia de lavados para que el color no se desvanezca tan rápido, pero el resto se mantiene igual que hace algunos años. Por ejemplo, sigo haciendo el lavado Acondicionador- Shampoo – Acondicionador para proteger las puntas con los mismos buenos resultados de antes. Yo no soy de esas personas a las que un shampoo o un acondicionador le dejan el pelo opaco, así que puedo usar casi lo que desee sin dramas. Termino con un buen chorro de agua fría para sellar la cutícula y eso sería todo.

Esta es la misma rutina que tendría para el balayage rubio, creo que es perfectamente adaptable para ese tipo de coloración, solo que en ese caso habría que agregar un shampoo azul o violeta para matizar los tonos no deseados en el cabello, según corresponda.

Otra cosa es mantener mi pelo fucsia, pero les contaré en otro post cómo lo estoy haciendo ya que me metí a estas ligas de fantasía hace muy poco y recién estoy experimentando con eso.

¿Cuál es tu rutina de cuidados?

Tags : aceites naturalescabello fucsiaelgonmoroccan oilrutina capilarserumsin sulfatos
Cabellos y Hierbas

The author Cabellos y Hierbas

Soy Beatriz, directora del blog y profesora de inglés trabajando en Social Media. Hace cinco años creé este sitio porque me gusta entregar tips sobre el cuidado capilar, belleza y otras cosas que me gustan. Soy fanática de las películas, la fotografía, series, música y la buena mesa.

4 comentarios

  1. cuando te hiciste eso>!!!! esta genial. me encantan los colores de fantasía pero por mi trabajo no puedo hacerlo….. fuiste a la pelu de ale? o lo hiciste en casa?

    1. Gracias! Primero me hice el balayage que menciono en este post en La Pelu de Ale. Luego, yo misma me apliqué una tintura Ion Color Brights en Magenta que me tomó solo algunos mechones, así que volví a La Pelu para que me arreglaran la embarrada dispareja que me había dejado. No me atreví a tratar de emparejar yo misma.

Leave a Response


Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE